Juerga

Causa formada por José Garriga, alcalde do Crime e de Provincia da Real Audiencia de Galicia, contra os agresores que causaron a morte de Santiago de Leiro, mariñeiro. 1809-1810. Sign.: 48.722/1
Fecha de publicación: 04-07-2019 Fecha de fin: 31-10-2019

El 27 de febrero de 1809, en plena ocupación francesa de la ciudad de A Coruña, el alcalde de Cuartel del barrio de Santa Lucía informó al alcalde mayor del Crimen y de Provincia de la Real Audiencia de la aparición en la calle de aquel nombre de "un cadáber muerto, al parecer español", según le había dado parte una vecina llamada Manuela "La Teselana". La causa judicial que se abriu a continuación en la Real Audiencia permitió deducir que se trató de un homicidio fruto de una pelea entre gente que estaba de juerga, a pesar de que no se conseguiría detener a los culpables. Pero además ofrece, junto a los detalles morbosos habituales, información de interés sobre el funcionamiento de las instituciones de la ciudad bajo la ocupación extranjera y sobre las relaciones con sus autoridades. Por otra parte, el proceso aporta también sabrosos detalles de la vida cotidiana y sobre las formas de diversión que tenían los marineros protagonistas del relato. En todo caso, el documento abre, como siempre, las puertas a la imaginación.

Iniciadas as dilixencias oportunas, acudiu unha comitiva xudicial para recoñecer o cadáver: “... se alló en la misma calle al frente del número quarenta y nuebe de la cera del naciente y a distancia de cosa de una bara esforzada de la casa... que abita Juan del Villar y su muger, Manuela García, un ombre tendido con la boca y todo su cuerpo arriba, las piernas abiertas y brazos asimismo tendidos un poco separados de dicho cuerpo, con toda la ropa... ensangrentada, y con especialidad la cabeza, en donde, y su frente, se le percibe una rotura bastante crecida. Se le pusló por uno de dichos zirujanos y resulto que efectibamente el tal ombre se alla muerto...” Ao carón do cadáver, a xente do barrio foi depositando cartos para o seu enterro, segundo se deduce do testemuño do escribán: “... en la expresada chaqueta y bolsillo del lado izquierdo se le allaron diez quartoa moneda de vellón, una nabaja regular con cabo de asta; un poco de tabaco de oja y papel para zigarros. Asimismo se alló ynmediato al expresado cadaber una cuchara ordinaria de palo, al parezer de abidú, y sesenta y siete reales con catorze maravedís en plata y vellón en un plato, limosna que en este día dieron los fieles concurrentes a aquella situación...” Eses cartos empregáronse despois, efectivamente, nos gastos de sepultura (na igrexa de San Xurxo) e enterro. 

Iniciadas las diligencias oportunas, acudió una comitiva judicial para reconocer el cadáver: "... se en la misma calle al frente del número quarenta y nuebe de la cera del naciente y a distancia de cosa de una bara esforzada de la casa... que abita Juan del Villar y su muger, Manuela García, un ombre tendido con la boca y todo su cuerpo arriba, las piernas abiertas y brazos asimismo tendidos un poco separados de dicho cuerpo, con toda la ropa... ensangrentada, y con especialidad la cabeza, en donde, y su frente, se le percibe una rotura bastante crecida. Se le pusló por uno de dichos zirujanos y resulto que efectibamente el tal ombre se alla muerto...” Ao carón do cadáver, a xente do barrio foi depositando cartos para o seu enterro, segundo se deduce do testemuño do escribán: “... en la expresada chaqueta y bolsillo del lado izquierdo se le allaron diez quartoa moneda de vellón, una nabaja regular con cabo de asta; un poco de tabaco de oja y papel para zigarros. Asimismo se alló ynmediato al expresado cadaber una cuchara ordinaria de palo, al parezer de abidú, y sesenta y siete reales con catorze maravedís en plata y vellón en un plato, limosna que en este día dieron los fieles concurrentes a aquella situación...” Ese dinero se emplearon después, efectivamente, en los gastos de sepultura (en la iglesia de San Jorge) y entierro.

Vea cómo continúa la historia en el siguiente enlace de nuestro sitio web: http://arquivosdegalicia.xunta.gal/…/d…/esmorga_19_07_02.pdf