Cartas

Arquivo do Reino de Galicia. Real Audiencia de Galicia. Expediente xeral para intervir en todos os bens e rendas da condesa de Torre Penela. 1808-1812. Cartas. Sign. 1501-19
Data de publicación: 13-11-2020 Data de fin: 28-02-2021

 #Díadopatrimonio

 

O feito que desencadeou o noso interese polo expediente de Concepción Miranda, condesa da Torre Penela, a quen dedicamos a exposición virtual que estamos a preparar con motivo do Día do Patrimonio Mundial, foi o achado dun paquete de cartas pechado con cordel e cosido no medio do proceso. 

 

Isto espertou a nosa curiosidade. O envoltorio das cartas poñía: “Cartas de importancia para las quentas. En ellas va la carta de abono de los gastos del pleito del monte de Fondón.” Decidimos abrir o paquete, extraer as cartas (que son 31) e desencartalas para facilitar a súa conservación e o acceso dos usuarios. Os compañeiros do laboratorio de restauración encargáronse de facelo e de documentar (coma sempre fan) de forma minuciosa o proceso. Así, agora podemos ler as cartas, que seguen a estar cosidas no mesmo lugar onde se colocaron hai máis de dous séculos. Van precedidas dunha “folla testemuño” que informa ao detalle e ilustra con fotografías como foi toda a operación.

Estas cartas foron intervidas por orde do xuíz interventor, quen, non obstante, fracasou na súa pretensión de acceder á totalidade do arquivo da condesa.

Que contiñan as cartas? Só referencias a asuntos domésticos e a algún preito. Están datadas entre os anos 1806 e 1807. En xeral, son breves mensaxes que a condesa envía a un dos seus administradores, Baltasar Martínez, o da casa que tiña en Alongos, concello de Toén, nas proximidades de Ourense.

Son mensaxes moi directos e executivos relacionados co abastecemento doméstico, coas colleitas ou coa venda de diversos produtos. Vexamos algún exemplo:

 

“Martínez, vista esta disponga poner leña y trollos con abundancia en Orense de allá que aquí no la hay, bien puesta en leñera, y la casa y camas preparada de limpieza y mande acá el pintor y mandar las gallinas que faltan, que las de Jocín [Xocín] fueron bien malas, y en el día mismo marche vuestra merced…”

 

“Martínez, va la pipa para que venga llena de vino para criados y gente que venga a casa y después que venga una pipa desocupada de Villanueva mandaré remitir a esa la misma que va. Ha de venir un mozo de ahí acompañando el carretero y que este no sea de Mongos. Han de entrar aquí de noche con paja cubierta por encima. Para todos los que les viene hacen así despacharlos en tiempo para que no llegue demasiado tarde. Cuenta con mis encargos anteriores y con todo avísame sin descuido de los precios del vino, que necesito dinero. La condesa.”

 

“Martínez, no hay más que escoger un buen cerdo, pues aunque dije dos sólo es uno y dos para criar como dije y remitirlos aquí con todo cuidado y recogerá las goteras que haiga en las casas y en esa también parece [que] hay una en mi cuartoy entrando por el fayado se coge bien y después se puede retirar [a] Alongos y el jueves estará sin falta en esa casa porque habemos de  recoger ahí. Y no les diga que esté la casa bien barrida y lleve el brasero de Alongos y queme espliego e la casa. Dios guarde su vida muchos años. La condesa. Mándeme la cuenta de los 40 reales y el vino blanco y si tiene buen despacho, véndalo.”

Ofrecemos aquí algunhas imaxes dese proceso e a das 31 cartas que contiña o paquete, unha vez dixitalizadas.