Palco

Arquivo do Reino de Galicia. José Cornide Saavedra. El eroe de la China: opera dramática... / Pietro Metastasio. Madrid: en la imprenta de Lorenzo Mojados, 1754. Sign. 44818-185
Fecha de publicación: 08-02-2021 Fecha de fin: 09-05-2021

 

En noviembre de 1776, don José Méndez Precedo, uno de los dos alcaldes ordinarios de Pontevedra, denunció en la Real Audiencia de Galicia que el juez de aquella buena

villa quería presidir las representaciones teatrales y de ópera, cuando esta era una competencia privativa de elllos.

 

En una época en que esa distinción no estaba tan clara, alegaba que se debían diferenciar los asuntos relativos a lo gubernativo, político y económico de los puramente

judiciales, competencia, esta sí, del juez. Argumentaba que la presencia en el palco de los alcaldes tenía que ver con el control del orden público y por tanto les correspondía

a ellos. 

 

La disputa fue larga y refleja un conflicto de poder en el seno de la oligarquía de la ciudad del Lérez, pero el expediente judicial nos ofrece, de pasada, algunas, muy parcas noticiais sobre las representaciones teatrales y de ópera en aquella época. Representaciones sobre las que se custodian en el archivo los textos de algunas óperas bilingües, en italiano y español, que pertenecen al fondo del ilustrado coruñés José Cornide Saavedra. Alguna, como "El héroe de la China", obra del famoso libretista Pietro Metastasio, autor de famosos libretos para obras de Mozart, Vivaldi, Haendel o Gluck.

 

Decía Méndez Precedo:

 

Haviendo llegado a esta villa de Pontevedra [una] compañía de operistas ytalianos, con su autor, Nicola, se me presentaron como Alcalde antiguo y Justicia Hordinaria y real para obtener [el per]-miso necesario a fin de mani[obrar sus] abilidades de cantar, bailar y representar retazos de scenas en ytaliano y portu[gués],

 

y dándoles la licencia que me pareció regular, de que tengo dado quenta a la Corte de todo, para la tarde de oy, jueves 21 del que rije, ocurre la impensada novedad de que el Juez de la Jurisdición de esta villa, úni[co] abadengo, intenta colarse en el palco que está destinado para los Alcaldes y Ayun[tamiento], con la formal ydea de presidir levan[tar] la vara, a que por estar ya decidido y decl[arado] por los señores del Real y Supremo Consejo, diera yo como Alcalde y Justicia Hordinaria y real…; por ser este y semejantes actos privativos de el gobierno político y económico anexo a la jurisdición que administro;

 

más deseando en todo governarme con el acierto que corresponde y a fin de precaver competencias de jurisdicción (aunque en tales casos no ay para que haverlas ni aún en acontecimientos de maior tamaño) he acordado participarlo a V.E. para que en este particular, como en todos los más que sean privativos de los Alcaldes como Justicias reales se sirva providenciar declarando que dicho Juez por motivo alguno se ingiera en asumptos que no sean de su judicatura abadenga, pues como tal no tiene ni ha gozado más jurisdicción en esta villa y su casco que la de mero mixto ymperio...”

El juez replicaba que:

 “… hasta ahora de próximo que por el licenciado don Josef Prezedo, aitual Alcalde y más antiguo en esta dicha villa se ynttenta negar y pribar a su merced la motibada presidencia y sitio que le corresponde en el palco destinado para el cuerpo de la citada villa y Ayuntamiento en el corral o pieza que se eligió para las actuales comedias o óperas, en notoria contrabenzión del derecho, regalía y posesión de dichos juezes, y mediante todo lo expuesto resulta de barios autos y documentos que existen en el Archibo de dicho Consistorio y de otros que paran en el oficio y poder del presente escribano...”

 

sino que los tales Juezes presidieron y presiden en las funciones públicas y en los Ayuntamientos, llebando la mano derecha quando ba un Alcalde solo y quando ban los dos ba en el medio de ellos y como Presidente firma primero que los Alcaldes los autos capitulares , y despúes de éstos siguen los más Regidores capitulares, y admás de ello para la elección de los tales Alcaldes quando los vottos son y quales dichos Juezes tienen y dan el suio decisibo con el que queda echo el nombramiento y elección...”

La Audiencia resolvió de forma salomónica, de acuerdo con informe del fiscal real que:

 

“… en vista de este expediente y de los documentos presentados, le parece que se podrá mandar a la villa de Pontevedra guarde la costumbre de dar en los actos públicos en que asiste en forma de Ayuntamiento el asiento preheminente a el juez de ella, lo que igualmente se entienda en los palcos de comedias y óperas en que asista el Ayuntamiento, pero en el casso que solo asista a dichos espectáculos un menistro de justicia para cuidar el decoro y buen orden le parece que este debe ser el Alcalde Ordinario…”

 

Pero el Consejo de Castilla reconoció el derecho de los alcaldes a presidir siempre “en los palcos las representaciones de comedias y óperas”. Más tarde, la Audiencia aclaró que, sin perjuicio de este derecho, los jueces presidiesen el Ayuntamiento, firmasen antes los votos y ejerciesen otras preeminencias que les correspondían.

 

 

El pleito tiene la signatura 18.863-4 do fondo da Real Audiencia de Galicia. O texto dramático ten a signatura 44818-185.