Documentación de los siglos XVIII y XIX custodiada en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra sirve de prueba a las comunidades de montes de la provincia para reivindicar su propiedad en los juzgados

Documentación de los siglos XVIII y XIX custodiada en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra sirve de prueba a las comunidades de montes de la provincia para reivindicar su propiedad en los juzgados
20 Dic 2012

Documentación de los siglos XVIII y XIX custodiada en el Archivo Histórico Provincial de Pontevedra sirve de prueba a las comunidades de montes de la provincia para reivindicar su propiedad en los juzgados

Tanto el Catastro del Marqués de la Ensenada del siglo XVIII como la documentación generada como consecuencia del proceso desamortizador del XIX ofrecen una información que, más allá de su natural destino, hoy en día, como fuente para la investigación histórica, se muestran como una herramienta fundamental en la búsqueda de soluciones a problemas actuales.
Los trabajos preparatorios que tenían como finalidad la implantación de la Real y Única Contribución dieron lugar a distintos tipos documentales. En las Respuestas generales al Interrogatorio del Catastro, las preguntas 3 y 23 hacen referencia a los lindes del territorio de cada parroquia o entidad catastrada y a los propios del común de los vecinos respectivamente. Además, el Real de Legos contiene la información de los emolumentos del común que, en el caso de los montes, figura su extensión, linderos, producto, calidad y un dibujo del perímetro al margen.
Los Expedientes de excepción de ventas de la Desamortización recogen los procedimientos por los que los bienes que se demuestran ser de uso comunal no se desamortizan. Los Expedientes de información posesoria de 1861 contienen el testimonio de los vecinos respecto al uso y linderos de los montes de la parroquia.
Desde hace tiempo, la prensa recoge las noticias de las sentencias judiciales favorables a las comunidades de montes que presentaron demanda en este sentido y en las que se reseñan el valor probatorio de tales documentos. Es el caso de las Comunidades de montes de San Martiño de Vilaboa y Salcedo (Pontevedra) contra el Ministerio de Defensa por el monte ocupado por la Brilat en Figueirido o, también, el de la Comunidad de montes de Guizán (Mos) a la que se le reconoce la propiedad de 262.000 metros cuadrados de terreno del aeropuerto de Vigo.