Fondos

Fondos

Procedencia

El archivo, que en un principio nació como Archivo Central, fue recogiendo documentación que correspondería custodiar a los distintos archivos de oficina por falta de espacio en las distintas dependencias.

En relación con el marco legal, el Archivo Central como parte integrante del Subsistema de archivos de la Xunta de Galicia, está sujeto al Decreto 307/1989 por el que se regula el Sistema de Archivos de Galicia y el Patrimonio Documental de la Xunta de Galicia. Esto significa que permitirá el correcto cumplimiento de las funciones que tiene encomendadas.

El Archivo Central cuenta con 60.000 unidades de instalación distribuidos en 7.100 metros lineales de estanterías.

Fondos

Historia

La primera etapa en la historia del Archivo (2002-2004) comenzó con la contratación de tres técnicos de archivo.

Este período se inició con la recogida de los fondos que se encontraban en los depósitos de archivo de las distintas Delegaciones de la Xunta de Galicia, así como la documentación que se encontraba en las oficinas que por su fecha y su volumen fue preciso recoger. Lo que supone asumir un volumen aproximado de 3.322 metros lineales, iniciándose las tareas de organización, descripción e instalación.

Desde mediados del año 2004, terminaron los contratos establecidos entre la Administración Autonómica y los técnicos.

Posteriormente, no hubo personal al frente del Archivo Central. Durante este intervalo de tiempo, la organización, acceso y custodia da documentación era responsabilidad de los productores, lo que lleva a consecuencias muy negativas, acumulación de documentos sin tratamiento y con dificultades para su localización, para un servicio que ya estaba funcionando, y que comenzaba a ser necesario para las unidades productoras.

Cuando es asumido por la Consellería de Cultura, el Archivo Central es consciente de que los recursos humanos son un elemento estratégico esencial del Archivo, que permitirá el correcto cumplimiento de las funciones que tiene encomendadas, y por otro lado de las graves carencias que en este ámbito soportó dicho servicio. Esta toma de conciencia motivó la creación de dos plazas. Fue necesario modificar las RPT de la Consellería de Cultura e Deporte. Por la Resolución del 14 de julio  de 2006, crearán los puestos de auxiliar y facultativo de archivos adscritos a la Delegación de Cultura .

La segunda etapa a finales del año 2006 se incorporó el personal a la gestión del Archivo Central de forma que supone una normalización en su funcionamiento.

Una primera toma de contacto nos permitió conocer la situación en la que se encontraba la documentación y su localización, estableciéndose unas pautas de trabajo. Se estableció un plan de transferencias que actuó sobre las oficinas mas necesitadas y sobre una documentación dispersa y sin control. Todo lo que dará lugar a la redacción de unas normas de envío de la nueva documentación. Sin embargo en un principio optamos por flexibilizar para responder a una situación de emergencia.

 

El hecho de tener que poner los fondos depositados en el Archivo a disposición de los usuarios, personal administrativo de la Xunta fundamentalmente, nos obligó a controlar el servicio de préstamo y consulta a través de la redacción de unas instrucciones.